Malvinas en Saira

Especiales Malvinas en mi pueblo Saira

por:  Tatana Gimbatti, Stella Maris Pittilini,  Nansi Rovira y Alicia Striglio

 

El 2 de abril de 1982 tropas argentinas desembarcan en Malvinas con la intención de recuperar la soberanía sobre las islas. De allí en más se inició un conflicto bélico del que participó el sairense Jorge Jesús González.

 

Jorge cuenta

Jorge con su amigo Aníbal Zanatto

“Desde el Regimiento de Infantería 25, ubicado en Sarmiento (Chubut), con un mes de entrenamiento, partimos hacia lo desconocido a bordo de un Hércules.
Desembarcamos en la isla Soledad el 2 de abril de 1982 a las 8 am. Fuimos los primeros soldados del Ejército en llegar, la Marina ya estaba, y también los últimos en irnos.
Tenía miedo y un soldado clase 62, con más experiencia me dijo:
“No te preocupes, no van a venir los ingleses” y paradójicamente la primera bomba británica lo mató.
Comenzamos a cavar los “pozos de zorro”. Mi tarea era Preparador de Morteros.
“Era un bombardeo continuo todas las noches, estallaban las bombas en serie de cada 50 metros, nosotros en el pozo nos protegíamos improvisando un techo con restos de aviones y camuflándolo con tierra y la escasa vegetación del lugar.”
“En un traslado, me caía, me levantaba, como podía, para seguir, tenía los pies congelados. Cuando pensé que nadie vendría a auxiliarme veo un jeep, y escucho:
– “¿Soldado qué le pasa?
– “Mis pies están congelados, capitán”.
Mientras me ayudaba a subir al jeep, el capitán me pregunta de que parte de la Argentina provenía yo; le dije que de un pueblo pequeño de la Provincia de Córdoba llamado Saira.

Mi sorpresa fue enorme cuando me comentó que era de Leones y su mejor amigo era el Gordo Vena de Saira.
El capitán Gonzalo Palacios lo traslada hasta el pozo dejándolo a salvo. Sus ojos se iluminan cuando cuenta: ”Mi familia me preparó una sorpresa y 10 o 12 años después el capitán fue a mi casa, fue un hermoso reencuentro”.

Al volver de Malvinas, permanece una semana en Comodoro Rivadavia y luego, le otorgan 40 días de licencia. Desde dicha ciudad, retorna a dedo con Aníbal Zanatto de Marcos Juárez; hasta arribar, finalmente a Saira.

 

¿Cómo impactó en la comunidad la guerra de Malvinas?

Saira es una localidad pequeña, donde somos una gran familia y al dolor de la guerra se suma la desesperación de saber que uno de nuestros hijos Jorge Jesús González, “El Jorgito” había sido destinado a Malvinas.
Inmediatamente el pueblo acompaña a la familia celebrando misas, con cadenas de oración, procesiones. A Jorge sólo le llegaron las cartas de su mamá.

¡Reencuentro! 15 de junio de 1982. “Mi mamá me ayudó a bañarme me refregaba el cuello y la espalda, no lo pudimos hacer durante nuestra estadía en el archipiélago. ¡Familión y puro amor!”

 

La escuela de su adolescencia lo homenajeó y a través de él a todos los ex combatientes colocando el nombre Héroes de Malvinas a un aula del Instituto y con un pergamino recordatorio.

 

Pergamino entregado en 1982

En la escuela de su infancia por primera vez habló de su experiencia entrevistado por la inocencia infantil.

 

En sus cien años la Escuela Primaria Domingo Faustino Sarmiento rinde homenaje a su alumno héroe.

 

 

Foto actual de familia con su esposa Susana, su hija Gisela, su hijo Jorge y mamá Rosa

 

 

Agradecemos a los que colaboraron para hacer posible esta publicación:

Jorge González y flia.

Escuela Primaria Domingo Faustino Sarmiento.

Instituto Manuel Belgrano.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *