Los Surgentes en la historia nacional

Córdoba Los Surgentes

por Gimena Spurio

Para los surgentinos, la Posta que más se liga a nuestra historia es CABEZA DE TIGRE. Por supuesto que el nombre de este refugio no se debe a la existencia de tigres sino del autóctono gato montés, al cual confundieron con el mencionado felino. Otra historia cuenta que merecería el nombre porque un hombre mató un Yaguareté y clavó su cabeza en aquel sitio (Concolorcorvo 1773). Alexander Caldcleugh, un cuarto de siglo después, pondera:

“llegamos a una de las mejores postas del camino, no tenía pulgas y la patrona era de muy buenos modales, había muchas plantas de tunas de doce pies de altura, que daban una flor blanca.” La Revolución, la Independencia y la Dictadura en nuestra historia.

 

Un sitio histórico de relevancia Nacional en la localidad de Los Surgentes es el denominado Monte de Los Papagayos o Chañarcillo de Los Loros, ubicado por entonces sobre el Camino Real, donde se produjo el fusilamiento del ex Virrey Santiago de Liniers y los contrarrevolucionarios de Mayo. Un 26 de Agosto de 1810 fueron arcabuceados junto al héroe de las Invasiones Inglesas; Gutiérrez de la Concha, el Asesor Victorino Rodríguez, el Coronel Santiago Alejo de Allende, el Contador Joaquín Moreno, salvándose el Obispo Orellana por su carácter sacerdotal. Los cuerpos fueron llevados a la Capilla de Cruz Alta y enterrados en una zanja común que abrieron a un lado de la Iglesia algunos húsares de Pueyrredón.

Cuenta la leyenda que una sigla importante fue tallada sobre el árbol debajo del cual arcabucearon a Liniers y sus acompañantes contrarrevolucionarios. Una mano anónima grabó a punta de cuchillo la palabra C.L.A.M.O.R. formada por las iniciales de los apellidos Gutiérrez de la Concha, Liniers, Allende, Moreno, Orellana y Rodríguez.

La Municipalidad ha recuperado este Sitio Histórico ubicado a 5 Km de la localidad, a 500 metros al norte del Cementerio San Salvador. Se puede acceder al Monte de los Papagayos por un camino público abierto a tales efectos. Allí se encuentran placas recordatorias y una síntesis histórica de lo acontecido el 26 de agosto de 1810. El lugar es visitado por estudiantes de la región y turistas Otro hecho de trascendental importancia fue el robo de las Actas Originales de la Independencia, ocurrido días después del mítico 9 de Julio de 1816, también a la altura de la Posta de Cabeza de Tigre.

 

 

Otro hecho de trascendental importancia fue el robo de las Actas Originales de la Independencia, ocurrido días después del mítico 9 de Julio de 1816, también a la altura de la Posta de Cabeza de Tigre.

El protagonista de este robo, fue Cayetano Grimau, un chasqui enviado por el Congreso de Tucumán para que llevara a Buenos Aires la gran noticia. En su novela “Cabeza de Tigre” la historia que nos robaron, el escritor Marcos Rozsenvaig, nos cuenta que Cayetano Grimau y Gálvez enfrenta la misión más importante de su vida: debe entregar en Buenos Aires las Actas de la Independencia recién firmadas en Tucumán. La urgente cabalgata del chasqui de la Independencia sale mal. Un grupo lo intercepta en un campo entre Córdoba y Santa Fe. Allí, en Cabeza de Tigre, le roban las Actas, que se pierden para siempre.

 

 

Masacre de Los Surgentes

El tercero de los hechos, que comnocionó nuestra región, es recordado como “Masacre de Los Surgentes”. El 17 de Octubre de 1976 fueron encontrados en un camino rural próximo a nuestra localidad los cuerpos sin vida de siete militantes montoneros. Los jóvenes habían sido secuestrados por el Servicio de informaciones de la Jefatura de Policía de Rosario, luego sacados por personal policial de esa Unidad y llevados a territorio de la Provincia de Córdoba, donde fueron asesinados a sangre fría por un grupo de tarea de la Dictadura. Esas víctimas de la represión ilegal eran: Cristina Constanzo, María Cristina Márquez, Analía Murguiondo, Daniel Oscar Barjacoba, Sergio Abdo Jalil, Eduardo Felipe Laus, José Antonio Oyarzábal.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *