Los oratorios de La Laguna

Córdoba La Laguna

por María Laura Manavella

La profesión de la religión católica era uno de los elementos centrales que compartían los inmigrantes que habían llegado a la región de La Laguna. No solo constituía un componente espiritual, sino que también servía como aglutinante para todos los habitantes que se habían instalado en la región. Sin embargo, debido a la magnitud de los terrenos de las jurisdicciones parroquiales, sumado a la dispersión de la población y la falta de caminos y medios de transporte fiables y veloces hacia los centros poblaciones más lejanos de la sede parroquial, la visita de los curas a dichos lugares se tornaba, más bien, escasa e irregular.

Por lo tanto, los colonos comenzaron a pedir autorizaciones episcopales para erigir oratorios donde se pudieran celebrar misas a puertas cerradas. Al mismo tiempo, la construcción de los mismos no solo satisfacía la demanda religiosa de la familia constructora, sino que también les permitía aumentar su prestigio social.

De esta manera, en La Laguna se construyeron tres oratorios; el primero de ellos fue creado en 1898 por la familia Turletti; en 1906 se erigió el de la familia Barbero y, finalmente, en 1908 se finalizó la construcción del oratorio de la familia Brignone. Estos ocuparían un lugar central en la profesión del culto católico hasta la creación de la Parroquia de Santa Teresa en la década de 1920.

 

Capilla Turletti – 1898

Capilla Barbero – 1906

 

Capilla Brignone – 1908

 

Adaptación realizada por Alejandro Cagliero del libro:
Nuestra Historia de Salvación
50 Años Parroquia Santa Teresa de Jesús
1963 – 2013 La Laguna

 

Origen de La Laguna

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *