General San Martín, Padre de la Patria, homenajeado en Laborde

Laborde San Martín en mi pueblo

por Anabela Brunetti

Antes de comenzar la referencia sobre el monumento en honor al General San Martín que se encuentra en la localidad de Laborde, es necesario remontarse a la figura del Padre Guirula.

En 1942, el Cura Párroco Juan Guirula arribó al pueblo para desarrollar su tarea pastoral en la Iglesia local. Desde el principio, su accionar no sólo se limitó a las actividades religiosas, sino que también, fue un enérgico propulsor de actividades culturales y sociales. Oficialmente, y por su iniciativa, el 17 de agosto de 1943 se fundó el “Centro de Jóvenes Católicos San Martín” bajo el lema “Dios y Patria” que tuvo activa participación comunitaria y se caracterizaba por reclutar sólo miembros varones.

Ya en 1953, en el marco de los preparativos de los festejos del cincuentenario de la fecha tomada como fundación de la localidad, se comenzaron a organizar las actividades en miras a la gran celebración para lo que la Municipalidad convocó a los labordenses a participar en las diversas comisiones de trabajo.

Se desarrollaron actos de diversa índole como números artísticos y deportivos de los que resaltan los actos protocolares entre los que estuvo la inauguración del monumento en honor al General San Martín, labor que fue coordinada por una comisión especial liderada por los miembros del “Centro de Jóvenes Católicos San Martín”, coincidiendo, además, con los diez años de fundación.

 

Monumento a San Martín: emplazamiento original

El imponente monumento presenta la figura del General San Martín, erguido de pie, mirando al oeste, empuñando su sable corvo aún envainado, cuyo autor fue el afamado escultor italiano radicado en Río Cuarto, Líbero Pierini.
Según testimonios recientes del Sr. Pedro Mario Villa, miembro del Centro de Jóvenes Católicos, para trasladar el monumento, el cóndor y la figura que sirvió de molde y se encuentra desde ese momento en la Escuela Dardo Rocha, el Sr. Dalmasso, reconocido personaje de la localidad por ser dueño de un importante taller, acondicionó especialmente una plataforma rodante para trasladarlos desde Río Cuarto hasta Laborde.

Su basamento era de piedras y lajas que simulaban las montañas donde el General desarrolló la célebre hazaña militar del cruce de los Andes para liberar Chile y posteriormente, desde allí, a Perú. En la parte inferior, se observaba la imagen de un cóndor que completaba el grupo escultórico.

Originalmente fue erigido en la intersección de las calles San Martín y Avellaneda. Para esa época, a diferencia de la actualidad, la calle San Martín era una avenida de doble mano, por lo que la incorporación del sistema de pavimentado de calles, hizo que pocos años después de su emplazamiento original, se decidiera moverlo a la esquina de la Plaza lindante que también lleva su nombre, modificando la base de carácter irregular original, por una de líneas rectas con escalones.

A lo largo de los años, la comunidad de Laborde en distintos aniversarios de su fundación o en el aniversario de la muerte del General, el Centro de Jóvenes Católicos, los Conscriptos de las clases 1927, 28, 29 y labordenses radicados en la ciudad de Buenos Aires, colocaron placas conmemorativas.

 

 

En el año 2000, por iniciativa del 33° Campeón Nacional del Malambo, Profesor Ariel Ávalos, oriundo de San Lorenzo, Santa Fe, se trajo un hijuelo del Pino Histórico que hoy sigue creciendo frondozo y fuerte a metros del monumento. Además, y para la misma fecha, se trajo tierra de Yapeyú, cuna del Libertador, que fue colocada en un tubo plástico sellado de ambos lados y que está al resguardo en la base del monumento.

 

 

Como anécdota final, cada año, un hornero, construye su nido en la charretera derecha del General, convirtiéndose en fiel custodio de sus valores. Resulta grato imaginar que el ave nacional, símbolo del trabajo, le “susurra” a San Martín al oído que como ciudadanos, debemos trabajar juntos, codo a cado, con entereza y honestidad, para sacar adelante nuestro país.

 

Fuentes: Testimonio del Sr. Pedro Mario Villa.
Primo, Lilia Ana. Contar hasta cien: ayer Las Liebres, hoy Laborde. 2003.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.