Estación Espinillos

Córdoba Marcos Juárez

La empresa del F.C.C.A comenzó a construir “puertos secos“: nuevas estaciones necesarias para carga y descarga de mercaderías y pasajeros en el trayecto entre la floreciente región pampeana y el puerto de Rosario. En diciembre de 1882 se inauguró la estación de Armstrong, en febrero del siguiente año la de Gral. Roca y antes de que termine 1883 quedaba habilitada la Estación Espinillos. Estas tierras, ahora revalorizadas y vinculadas al mercado mundial, comenzaron a ser ofrecidas en arriendo a los inmigrantes europeos que, en número creciente, comenzaron a llegar para poblarlas y ponerlas a producir.

Finalizada la primera parte del edificio de la estación, se debió construir  la balanza  para el pesaje de carros y mercaderías, y el terraplén necesario para carga y descarga de vagones (el galpón que vemos hoy, sobre el mismo, es una construcción posterior). También  se elevaron, a la administración provincial, los planos de la futura villa para su aprobación.

 “La Villa se formó a la vera del ferrocarril a partir de su Estación Espinillos y fue la Compañía Argentina de Tierras e Inversiones Limitada (empresa inglesa del F.C.C.A.) la encargada de realizar su trazado, el que se asemejaba a otros poblados de nuestra pampa. Consistía, básicamente, en un típico damero cuadrícula de diez cuadras de largo por diez de ancho, cortado por las vías que lo atravesaban en su parte central, de este a oeste.”…”El de esta villa incluía dos plazas: la principal, que se ubica al norte del Ferrocarril Central Argentino, y la otra, al sur del mismo. La iglesia también se encontraba emplazada al norte, con su entrada principal orientada hacia la estación del ferrocarril, lugar de llegada de los inmigrantes.

Las manzanas tenían una extensión de ciento diez metros en su costado este-oeste y ciento veinte metros en su flanco norte-sur. Estaban divididas en dos partes por un callejón o pasaje de diez metros de ancho orientado de este a oeste, que servía para la entrada y tránsito de carros y caballos, típico de las ciudades inglesas.” (2)
En 1884 se registraron las primeras ventas de terrenos urbanos, que fueron incrementándose durante los años siguientes. Se empezaron a construir las primeras casas, en torno a la Estación, de forma ordenada sobre una traza preestablecida. Antes de que finalice el año, la misma empresa inglesa fundó dentro de sus dominios (desde las vías hacia el Sur, y desde la Estación hacia el Este) la colonia Espinillos y comenzó a vender o alquilar los lotes que previamente habían parcelado a tal fin.
Por lo expresado, 1884 fue el año en que se concretaron las condiciones fundamentales para el posterior desarrollo de nuestra localidad.

El inicio de una etapa que abrió nuevas posibilidades.

2_ Marcos Juárez "Cien años de historia"  1887 - 1987